Trasmitir seguridad sobre un escenario

La interpretación de la música nunca va a ser algo sencillo, recordemos que en nuestra soledad los prejuicios y las inhibiciones e van, pero cuando estamos acompañados se convierten en grandes monstruos que amenazan nuestra seguridad. Yo conozco casos de persona que, ante grandes audiencias, perder todo tipo de seguridad en sí mismo y eso se nota con el tono de voz que usan y con las expresiones que tiene.

No digo que no haga falta un poco de nervios, pero la inseguridad en el escenario debe ser medida y llevada a lo mínimo.

Imagínate que contratas a un cerrajero para que instale una cerradura que se supone va a proteger tu casa, si ese cerrajero está inseguro de lo que hace, tú vas a estar inseguro y, muy probablemente, ya no vas a confiar en la solución que te ha  dado (click para ir a la fuente), lo mismo pasa con un cantante.

Si tú vas a un concierto y el cantante se expresa de tal manera que no sea creíble lo que sale de su boca, tu, muy probablemente, no vas a recibir ese mensaje que te trata de enviar.

Muchas personas no entienden como, aun no conociendo un idioma, se llegan a emocionar con lo que canta alguien, y es que no se trata de la letra o de que la entiendas, sino de la intención con que se trasmita, este es un ejemplo más de como la seguridad es muy importante.

Si yo te quiero enviar un mensaje de felicidad, de superación, de alegría y no estoy seguro, probablemente ese no sea el mensaje que te llegue y como tal no estarías disfrutando del arte.

No es muy común que pase esto en escenarios profesionales, peor a una escala más pequeña puede llegar a ser muy común; yo supongo que allí se divide el mundo entre los que van a ser artistas que muevan masas y los que no se puedan dedicar a esto de manera profesional.

La verdad es que así suele pasar y la seguridad es algo que se va ganando con el tiempo, los grandes artistas ya no temen a salir ante grandes audiencia, eso es porque ha perdido el miedo a hacer el ridículo, ya están seguros que si talento está  a la altura del compromiso.

Es por esto que, muchas veces cuando vamos  conciertos, nos recorre como una sensación de electricidad por el cuerpo y es que el artista está tan seguro de lo que hace, que el mensaje y el sentimiento pasa a través del micrófono a través del micrófono.

Sin dudas, es algo fundamental para los que desean ser parte del mundo artístico, algo que se logra controlar, yo podría decir que más aun cuando se nace para ello.