Música para entrenar

La música es usada con múltiples fines y eso todos los sabemos, pero uno de los usos más cotidianos es el entrenamiento físico. Debemos partir desde la verdad de que no se entrena igual sin música, es como que uno pierde cualidades.

A mí me ha pasado en repetidas veces, cada vez que estoy entrenado y se apaga la musca es como si mi cuerpo se desconectara, es como si me molestara escucharme a mí mismo respirar de la manera en que lo hago cuando estoy entrenando.

Más allá de que la falta de música limita mis capacidades, el tipo de música u se usa para entrenar es determinante para el desempeño. A los que disfrutan de correr saben de lo que le hablo. Existen muchos tipos de canciones que podemos escuchar y dependiendo de su ritmo, nos imperamos más o menos. Para mí el rock es lo más ideal para salir a correr y eso es decido a que su intensidad me motiva a seguir, no siendo igual si escucha alguna canción más lenta.

Lastimosamente, uno no siempre puede decidir qué tipo de música poner para entrena, pasa mucho en los gimnasios, uno escucha lo que el entrenado o el administrador decide y puede ser una mala idea.

Por ejemplo, a mí no me gustan esos ritmos modernos como el reguetón, por lo que entrenar con esa música no es de mis actividades favoritas, aunque debo aceptar que mejor es eso que no escuchar nada mientras alzo pesas.

Por supuesto, es cuestión de casa quien y de sus gustos, pero siempre que se pueda, elige tú el tipo de música y verás cómo tu desempeño es notablemente mejor.