Cómo música para mis oídos

La música está asociada al placer y eso lo vemos demostrado cada día al escuchar a la gente. Las analogías que se hacen con la música siempre están orientadas a lo positivo, a lo ideal a lo bueno y es por eso que muchas veces escuchaos que algo es como música para los idos de alguien más.

Seguramente tú has usado esa expresión alguna ve y es que para todos, alguna situación suena tan gloriosamente como la música en nuestros oído.

Estar seguros. Para muchos, aunque pueda no parecer muy común, el sonido de una puerta cerrada, o el siempre hecho de que nos diga que todo está bien asegurado, se convierte en una gran noticia. Los cerrajeros suelen influir mucho en esta sensación, pues son los cerrajeros los que instalan  las cerraduras, mas información aqui.

También ocurre cuando alguien que nos importa mucho ha llegado a salvo a su destino y nos lo hace saber. En este sentido, el  uso de la frase viene a significar alivio para la persona.

La comida. Muy probablemente ciertas frases relacionadas con la comida suenan común música para los oídos de muchos, pues e vacan acciones que les encantan hacer. Para quienes disfrutan de la comida, escuchar que ya está la cena, es como escuchar a un coro de ángeles salidos desde el cielo, sobre todo cuando tenemos mucha hambre.

Para muchos, incluso saber que van a preparar su platillo favorito es suficiente para sentir que gana sido bendecidos por alto tan celestial como la música.

El dinero. Como ya he dicho, la música es placer y que mejor que te digan que te han pagado; seguramente no hay música más deseada que esa. Pues sí, escuchar que vamos a recibir algún tipo de recompensa monetaria por algo que hemos hecho, nos alegra la vida tanto como la mejor canción de la banda o el cantante que más nos gusta y supongo que se debe a que tener ese dinero desencadena la posibilidad de realizar alguna actividad importante.

Invitaciones. Siempre que alguna noticia estas relacionadas con algo que disfrutemos, sonará como música para nuestros oídos. Muchos nos llegamos a emocionar mucho cuando se nos invita a un lugar que nos gusta mucho, como a un concertó de música, o a la playa o incluso al cine.

Esos planes llegan a ser tan perfecto que suenan como la mejor melodía que hemos escuchado en mucho tiempo.

Podría seguir nombrando ocasiones en que las noticias no suenan como a grandes melodías, pero creo que la idea ya se ha cantado, la música es, en definitiva motivo de celebración de buenas cosas, incluso cuando no todas las veces las canciones expresan alegría.